Nuestra Misión

EL MINISTERIO que Dios me ha dado es para poder traducir e interpretar los recursos bíblicos disponibles para el crecimiento espiritual. Muchos pastores y hermanos me han animado en realizar este ministerio donde le pedí a Dios que me mostrara en su Palabra dándome 1 de Pedro 5:2 la palabra Poimaino que significa alimentar. Este ministerio depende únicamente de la gracia del Señor para su sustento y dirección. Mi propósito es de difundir la palabra de Dios a través de estudios bíblicos y de una librería con comentarios, notas personales, devocionales, estudios en inglés (traducidos al español) reunidos de cada Pastor que desea compartir en este sitio web.

'de todos modos es un encargo que Dios me ha dado. Mi recompensa es la satisfacción de predicar el mensaje de salvación sin cobrar nada.' 1 Corintios 9:17:18

Porque "el testimonio de Jehová es fiel; hace sabio al ingenuo." Salmo 19:7. Jesús dijo, "Está escrito en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oye y aprende del Padre viene a mí." Juan 6:45.

Puedes descargar todos los estudios totalmente gratis para usarlos como el Señor te guíe. "Oh, todos los sedientos, ¡venid a las aguas! Y los que no tienen dinero, ¡venid, comprad y comed! Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche." Isaías 55:1.

"Por lo demás, hermanos, orad por nosotros para que la palabra del Señor se difunda rápidamente y sea glorificada, así como sucedió también entre vosotros;" 2 Tesalonicenses 3:1

No hay nada más gratificante que salvar una vida. La experiencia de compartir con una persona cómo se puede salvar para siempre es a través de Jesucristo (Juan 3:16) y verle recibir a Cristo, llegando a formar parte de la familia de Dios (Juan 3:3 y 1:12).

Jesús dijo que sólo hay un camino a Dios y que es a través de Él (Juan 14:6). La palabra de Dios dice que si tienes a Jesús, tienes vida. Si no tienes a Jesús, no tienes vida (I Juan 5:12). Puedes recibir a Jesús ahora mismo a través de una oración sencilla (Apocalipsis 3:20 y Romanos 10:9-10).

Oración: Señor Jesús, creo que moriste en la cruz por mis pecados, que fuiste enterrado, pero que resucitaste de entre los muertos tal como dice Tu Palabra (I Corintios 15:3-4). Te pido que entres en mi corazón y mi vida y que perdones mis pecados como prometiste en Tu Palabra (I Juan 1:9). Ayúdame a seguirte y vivir según el plan que tienes para mi vida. Gracias Señor que ahora vives en mi corazón. En el nombre de Jesús, Amén.

Por Claudio Miranda.

Poimaino. - "Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, teniendo cuidado de ella" 1 de Pedro 5:2